El futuro de Siria son los niños - Caritas
16389
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16389,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

El futuro de Siria son los niños

Jordania ha recibido a unos 1,5 millones de refugiados sirios.

Si bien el sistema escolar local está abierto a los niños, a menudo, muchas escuelas están masificadas y son caras.

Los niños sirios, que se vieron obligados a abandonar la escuela a causa de la guerra, también se han quedado atrás y necesitan ayuda extra. Muchos han sufrido un serio retroceso en su educación.

Catholic Relief Services, a través de Caritas Jordania, facilita oportunidades para los niños refugiados sirios, que incluyen clases en un jardín de infancia, clases de apoyo, clases de recuperación y espacios adecuados para los niños. También proporcionan apoyo a la formación, actividades psicosociales, asesoramiento e intervenciones para satisfacer las necesidades de salud mental y emocional de los niños refugiados.

Más de 16 700 niños refugiados sirios se están beneficiando del programa educativo en Amán y otros lugares de Jordania.

Hay muchos desafíos. En Jordania, los refugiados están buscando construir un futuro diferente, pero los empleos escasean y los niños refugiados, a menudo, tienen dificultades para ser aceptados en la escuela o se atrasan porque están traumatizados, debido a la violencia que han visto o lo que dejaron atrás.

Tenemos un proverbio en árabe que significa: el aprender es la luz”.
– Amar, 11

Wael, de 11 años, y su familia huyeron de su hogar, en Damasco, y se trasladaron a Jordania hace cuatro años.
Wael, de 11 años, y su familia huyeron de su hogar, en Damasco, y se trasladaron a Jordania hace cuatro años. Tras perder un año de escuela, a causa de la guerra, Wael comenzó a asistir a las sesiones de apoyo de Caritas y ahora va a la escuela de recuperación de Caritas. Él ya está haciendo planes. "Quiero ser piloto para poder ver las nubes". Wael es uno de los 7 750 niños que se benefician de la educación y la protección de los refugiados sirios del programa dirigido por Catholic Relief Services (CRS), que colabora con Caritas Jordania.
El recreo en la Escuela Latina de Ashrafieh en Amán, Jordania
Redescubrir la alegría de jugar, durante el recreo, en la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán, Jordania. Caritas Jordania ofrece clases de recuperación para niños refugiados, en esta escuela por las tardes, de lunes a miércoles.
Rakya, de 5 años
Rakya, de 5 años, es estudiante de la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán (Jordania). Es siria y le gusta estudiar matemáticas y jugar con su iPad.
Unos niños jugando con puzles
Unos niños jugando con puzles, en el espacio infantil de Caritas Amán, Jordania.
Los niños que asisten al jardín de infancia
Los niños que asisten al jardín de infancia de la Escuela Latina de Fuheis, Amán (Jordania), dedican mucho tiempo a la diversión.
Los niños llegan a la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán, Jordania
Los niños llegan a la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán, Jordania. El transporte escolar es uno de los servicios facilitados por Caritas Jordania.
Caritas Jordania ofrece clases por las tardes a los niños refugiados
Un joven estudiante con ganas de participar en las clases de la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán, Jordania. En esta escuela, Caritas Jordania ofrece clases por las tardes a los niños refugiados, de lunes a miércoles.
Los espacios dedicados a la infancia
Los espacios dedicados a la infancia forman parte de la educación y protección de refugiados sirios de Caritas Jordania, en Jordania, con el apoyo de Catholic Relief Services (CRS).
Los niños disfrutan de cuentos y dibujos
Los niños disfrutan de cuentos y dibujos en el espacio dedicado a la infancia de Caritas Jordania, en Amán.
Estudiantes jugando al fútbol
Estudiantes jugando al fútbol, durante el recreo, en la Escuela Latina de Ashrafieh, en Amán, Jordania. Caritas Jordania ofrece clases de recuperación, por la tarde a los niños refugiados, en esta escuela, de lunes a miércoles.

¿Qué pueden hacer para ayudar?