Caritas | Crisis de refugiados en Europa
16563
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-16563,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-9.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
 

Crisis de refugiados en Europa

El panorama en Europa

En los últimos 12 meses, millones de hombres, mujeres y niños, han huido de Siria, buscando refugio en Europa, abrumados por la magnitud de la violencia y la destrucción, en su país de origen.

Numerosas familias sirias desesperadas viajaron con las pocas pertenencias que tenían, por cualquier medio que les fue posible. Algunos caminaron cientos de kilómetros durante días, incluso semanas, buscando refugio. Otros tomaron trenes, autobuses o barcos abarrotados y no aptos a navegar por el Mediterráneo, un mar traicionero que se cobra la vida de sus seres queridos.

Esta emigración en masa, de millones de personas, ha creado una crisis humanitaria global. Desde Oriente Medio y por toda Europa, podemos ver a sirios desesperados buscando una vida libre de la guerra y la violencia.

El Papa Francisco ha sido directo en su apoyo a los sirios desplazados por el conflicto, que dura ya cinco años. El pasado mes de abril, visitó la isla griega de Lesbos, donde conoció a refugiados sirios y se trajo de vuelta a Roma con él a 12 de ellos. Además, ha invitado a todas las parroquias de Europa a que sigan su ejemplo y ofrezcan hospitalidad a una familia de refugiados.

Grecia ha estado en primera línea durante esta crisis humanitaria. Más de un millón de personas cruzaron hasta Grecia el año pasado, en embarcaciones improvisadas de traficantes de personas, y otras 150 000 en 2016. Casi la mitad viajaron desde Turquía a la pequeña isla de Lesbos. Más del 55 por ciento eran mujeres y niños.

Una familia de Alzoor de Dier (Siria)
Una familia de Alzoor de Dier (Siria), en un Centro de Caritas, en Atenas. Foto de Lefteris Partsalis, Caritas Suiza.
Algunos refugiados, aliviados, desembarcando en la isla griega de Lesbos.
Algunos refugiados, aliviados, desembarcando en la isla griega de Lesbos. Foto por Ben White /CAFOD.
Una madre calentando a su hija
Una madre calentando a su hija después de bajar de un bote. Foto por Ben White / CAFOD
El personal de Caritas se reunió con el Papa Francisco
El personal de Caritas se reunió con el Papa Francisco en su visita ecuménica a Lesbos, el 16 de marzo de 2016. Foto por Caritas Hellas.

Caritas Hellas – junto a otras Caritas hermanas – abrió un hotel en la isla de Lesbos para refugiados e inmigrantes. El personal de Caritas distribuyó alimentos, ropa y sacos de dormir a los recién llegados. La organización también trabajó con un hospital local para asegurarse de que los médicos estaban de guardia las 24 horas del día.

Según llegaban los hombres, las mujeres y los niños, traumatizados, a las playas de Lesbos, el personal de Caritas Hellas estaba a su disposición para facilitarles ayuda, consuelo y apoyo.

Seguramente, podemos hacer más por ellos. Sin lugar a dudas, las naciones pueden unirse para disminuir estos sufrimientos.
- S. Em.a Luis Antonio Cardenal Tagle en Idomeni (Grecia), octubre de 2015
Caritas ofrece alimentos, agua, servicios y artículos para la higiene
Caritas ofrece alimentos, agua, servicios y artículos para la higiene, a los refugiados que cruzan la frontera hasta Idomeni. Foto de Natalia Tsoukala / Caritas
Una cooperante lleva a un bebé
Una cooperante lleva a un bebé a un hotel de Caritas en Lesbos. Foto de Lefteris Partsalis, Caritas Suiza
Refugiados que esperan cruzar la frontera en Idomeni.
Refugiados que esperan cruzar la frontera en Idomeni. Foto de Natalia Tsoukala / Caritas

Miles de migrantes sirios también se dirigieron a Atenas y, por el norte de Grecia, a la frontera de la antigua República Yugoslava de Macedonia, para intentar llegar al norte de Europa.

Caritas proporcionó alimentos y ayuda a unas 80 000 personas, 4 000 impermeables, 2 000 mochilas, así como información y asesoramiento a los refugiados, en la ciudad fronteriza de Idomeni.

Yo no quiero ser reclutado. No quiero a morir en la guerra. Mi futuro está por estos caminos.
- Mohammed, ingeniero eléctrico de Damasco

Las cocinas de campaña de Caritas Macedonia, en la frontera griega, también ofrecieron a cientos de personas, con frío y cansadas, sopa caliente, pan y té. En los meses de invierno, los voluntarios proporcionan chaquetas de abrigo, botas y sombreros, así como información sobre los peligros de la trata de personas y la explotación.

Caritas Macedonia se centra en ayudar a mujeres y niños, ya que hacen un viaje peligroso.
Caritas Macedonia se centra en ayudar a mujeres y niños, ya que hacen un viaje peligroso. Foto de Antonio Fantasia / Caritas
La Dra. Sandra Mrdja examina a un niño sirio enfermo
La Dra. Sandra Mrdja examina a un niño sirio enfermo, en un centro de ayuda a refugiados de Vasariste, cerca de Kanjiza (Serbia). Foto de Kira Horvath para Catholic Relief Services
El agotamiento puede con los refugiados, tan pronto como dejan de moverse.
El agotamiento puede con los refugiados, tan pronto como dejan de moverse. Foto de Meabh Smith / Trocaire / Caritas
Médicos de Caritas Hungría tratan a un joven con una herida en la cabeza
Médicos de Caritas Hungría tratan a un joven con una herida en la cabeza, en el campamento de refugiados de Livarna, en Dobova (Eslovenia). Foto de Meabh Smith / Trocaire / Caritas
Chalecos salvavidas y botes guardacostas, en el puerto comercial de Lesbos
Chalecos salvavidas y botes guardacostas, en el puerto comercial de Lesbos, Mitilene. Foto de Lefteris Partsalis, Caritas Suiza.

Miles de refugiados viajan largas distancias, a través de Serbia, en busca de una vida mejor y asilo político.

Los equipos de Caritas Serbia ayudaron a más de 110 000 personas vulnerables a cruzar el país. Trabajan en la frontera sur con Macedonia, las fronteras con Hungría y Croacia y en la capital de Serbia, Belgrado, los cooperantes ofrecen ropa, comida y artículos para la higiene, así como duchas e información.

Caminar por aquí es como ir a pie desde Nueva York a Perú, pero más lejos. Lo hemos conseguido.
- Un refugiado en Serbia.

Cuando Hungría cerró su frontera y los migrantes se vieron obligados a cambiar su ruta, Caritas Croacia respondió con alimentos, camas de campaña y mantas para llegadas inesperadas.

Caritas Eslovenia proporcionó alimentos de emergencia, agua y puntos de internet. Recibió ayuda de Caritas Hungría, que envió a un equipo médico, para instalar tiendas de asistencia a la salud, en un campamento de tránsito, destinado a 2 000 personas, pero que alojó hasta  20 000 en los peores momentos de la crisis.

Centro de la Juventud de Caritas Croacia
Centro de la Juventud de Caritas Croacia, que está siendo utilizado para proporcionar asistencia de emergencia a niños y mujeres. Foto de Caritas Croacia
Los habitantes de Viena proporcionan ayuda en especie a refugiados y migrantes
Los habitantes de Viena proporcionan ayuda en especie a refugiados y migrantes. Foto de Caritas Austria
Una refugiada de edad avanzada
Una refugiada de edad avanzada en un centro de Presevo, Serbia. Foto de Meabh Smith / Trocaire / Caritas
Tenían las lágrimas a los ojos. No me puedo ni imaginar las dificultades que han pasado
- Jana Lampe, de Caritas Eslovenia

Con la ayuda de más de 15 000 voluntarios, Caritas Austria proporcionó alimentos, agua, paquetes con artículos para la higiene, ropa, refugio e información. Caritas también está jugando un papel importante como enlace entre las comunidades locales y los refugiados, proporcionando información valiosa y fomentando la interacción directa, entre los desplazados y la comunidad de acogida.

Los habitantes de Viena proporcionan ayuda en especie a refugiados y migrantes, que llegaron a la capital austriaca tras extenuantes viajes, a través de Turquía, Grecia, Macedonia, Serbia y Hungría. Foto de Caritas Austria

¿Qué pueden hacer para ayudar?